TELÉFONO:         630970860

E-MAIL:         comunicacion@sergiogalan.com

Síguenos en

Image Alt

Noticias

La Malagueta. Málaga. Y su feria. Uno de los mejores contextos. Y allí estábamos. Desafiando una vez más a la puerta de toriles sobre Amuleto. Esperando al primero de Luis Terrón. Un animal que era templado y parado en los medios. Y un caballo que se doblaba, y de qué forma, para hacerlo. Y allí, en los medios, clavaba el primer rejón de castigo. Aunque, finalmente, hicieron falta dos. Un astado que acortaba la carrera del caballo intentando hacerse con el estribo. Con la salida de Embroque, arrancaba el pasodoble. Estirando las embestidas. Ralentizando el recorrido del toro. Algo que también lograba sobre

Sergio Galán, que abrirá paseíllo mañana en la corrida de rejones de la Feria de Málaga, hará esta vez el viaje con muchas más comodidades para sus caballos toreros. Capacidad para once caballos en total -dos más que en el anterior- que cuentan con un espacio de mayor anchura y altura en sus viajes. Un vehículo que cuenta con todo tipo de ventajas para las condiciones del tiempo en que se desarrolla la mayor parte de la temporada taurina: el verano. Así, se abre la parte entera de las caras de los animales para una mejor ventilación. Cuenta tanto con extractores de aire

El temple de Amuleto paraba al primero en los medios, que necesitó un rejón de castigo para que se encelara con el caballo. Embroque tuvo que pisar terrenos muy comprometidos. Arrancando las embestidas. Alargando los muletazos. Uno a uno. Dando el pecho. Todo esfuerzo y disposición por la escasa movilidad del animal, 659 kg. Y, sobre Ojeda, salía para, una vez más, esculpir el toreo más clásico que se puede plasmar en una Plaza de Toros. Finalmente, Óleo ponía unas banderillas cortas y una rosa. Sergio recibía una calurosa ovación que reconocía una bonita faena. De toreo puro. Clásico. A caballo. Pero