TELÉFONO:         630970860

E-MAIL:         comunicacion@sergiogalan.com

Síguenos en

julio 2019

El temple de Amuleto paraba al primero en los medios, que necesitó un rejón de castigo para que se encelara con el caballo. Embroque tuvo que pisar terrenos muy comprometidos. Arrancando las embestidas. Alargando los muletazos. Uno a uno. Dando el pecho. Todo esfuerzo y disposición por la escasa movilidad del animal, 659 kg. Y, sobre Ojeda, salía para, una vez más, esculpir el toreo más clásico que se puede plasmar en una Plaza de Toros. Finalmente, Óleo ponía unas banderillas cortas y una rosa. Sergio recibía una calurosa ovación que reconocía una bonita faena. De toreo puro. Clásico. A caballo. Pero

El próximo 15 de agosto será un placer torear en La Malagueta, en lo que será la reinauguración de la plaza. Se lidiarán toros de Luis Terrón en un cartel que completan Diego Ventura y Andrés Romero.

Tres orejas cortaba Sergio Galán en Zamora. Tres orejas que se arrancaban de la misma forma que hubo que arrancar las embestidas. Dos toros de Romao Tenorio difíciles, más el primero que el segundo, complicados de fijar en el caballo. Sobre Amuleto se clavaban dos rejones de castigo que intentaban encelar al toro en el caballo. Pero el animal seguía sin poner de su parte. El tándem jinete-caballo tuvieron que aportarlo todo. Ojeda y Bambino destacan en banderillas y Óleo terminaba de poner los pañuelos en las manos del tendido Zamorano para pedir la primera oreja. Sobre Alcotán recibía al cuarto de la tarde. Esta