Ovación para Sergio en el primero de su lote.
Toro de nombre Oitavo al que recibió Sergio con Amuleto, un toro complicado y muy justito de fuerzas que no le puso las cosas fáciles.
Sergio apostó por Ojeda para abrir el tercio de banderillas y lo compartió con Titán, para rematar sacó a Óleo con el que arriesgó mucho al poner un carrusel de cortas y adornarlo con una rosa. Rejonazo que no le es suficiente y tiene que echar pie a tierra.
Si Oitavo fue complicado, su compañero, el quinto de la tarde, no se quedó atrás. Un toro que sólo embestía si veía que podía coger.
Recibió de nuevo con Amuleto. A pesar de las complicaciones, Sergio supo estar por encima del oponente y tirar de técnica para realizar una bonita faena.
A lomos de Embroque clavó dos banderillas al quiebro y cambió a Apolo con el que puso un par a dos manos. Óleo fue el encargado de rematar la faena con un carrusel de cortas y un rejón que esta vez no quiso entrar y le costó las dos orejas de la faena.