Día Nacional de Francia. Y allí estaban, Sergio Galán y su cuadra. Cerca de la costa. En Saintes Maries de la Mer. Para celebrarlo… con una Corrida de rejones. 
Amuleto recibía al primero del lote, doblándose en los medios. Un astado que era banderilleado por Embroque y Titán. Con quiebros y piruetas. Dando los pechos y guiñando las orejas. Finalmente, sobre Óleo se ponía punto y final a una importante faena que se truncaba ante la necesidad del uso del descabello. 
Montando a Alcotán se abría la puerta de toriles para comenzar la lidia del quinto de la tarde. Un toro de la ganadería de Gallon que acortaba terrenos al caballo. Capote, Ojeda y Capricho toreaban en banderillas, plasmando el clasicismo en el ruedo francés pero, de nuevo, el uso del descabello hacía que el de Gallon se fuera con las orejas puestas. 
Doble ovación. Y doble esfuerzo.

Foto: Maurin