Raza: Lusitano.
Capa: Tordo.
Hierro: Vinhas.

Este caballo nació para torear, con un instinto torero muy desarrollado y sus genes son de torerazo auténtico, ya que desciende de Nilo, por tanto, familia de Gagacho y Chicuelo. Su principal virtud era que toreaba de frente, retaba a los toros con la mirada y se metía entre los pitones sin dejarse coger, tenía un gran temperamento y muchas veces hasta había que forzarlo para quitarle de la cara del toro, era espectacular.

Uno de los caballos estrella de la cuadra, ha sido bautizado por los profesionales como “Uno de los mejores caballos toreros de la historia”. Sus grandes cualidades:  Corazón, temple, flexibilidad y valor. le hacían llegar despacio a la cara del toro y pisar terrenos comprometidos de los que siempre salía airoso.

Ha triunfado en todas y cada una de las plazas que ha asistido. Murió de una dolencia respiratoria con 14 años.