Go to Top

Una grandísima actuación de Sergio Galán en Pamplona que pierde los trofeos con los aceros.

Aunque es la décimo tercera vez que Sergio va a Pamplona, parece que es la primera, llega con la misma ilusión y las mismas ganas de triunfar y los aficionados le han recibido, como siempre, con mucho cariño en una plaza llena hasta la bandera y un gran ambiente en estos San Fermines 2015.

Dos grandísimas faenas de Sergio, demostrando su gran talento y su estupenda cuadra, hacen que se vaya de la plaza de Pamplona con sabor agridulce al fallar con los aceros y privarle así de los trofeos.

Primer Toro

Recibe al primer toro con Ben-Hur encelándole en el centro de la plaza, aplicándole un primer rejón de castigo. El toro no es fácil, con falta de ritmo  y templando mucho la embestida decide ponerle un segundo rejón.

Aparece Trópico en la plaza para poner una extraordinaria banderilla cuarteando de poder a poder. El público sabe apreciar la pureza de la suerte brindando una gran ovación. A continuación pone otra banderilla teniendo que exponer mucho ante un toro muy distraído. Más allá pone una tercera banderilla citando con un precioso passage.

Titán aporta una banderilla muy ceñida reuniendo al estribo, saliendo de la suerte con tres maravillosas piruetas.

La faena está hecha fiando todo a la suerte suprema. Para eso, sale Artista. Clava dos rosas haciéndolo todo ante un toro muy parado. Y ahora a por el rejón de muerte. Clava medio rejón, que no es suficiente, teniendo que recurrir al descabello y perdiendo los trofeos.
Faena de muchísimo valor para el aficionado pero que falta subrayar en el último tercio.

Segundo Toro.

Sergio sale a jugársela desde el primer momento. Recibe con Amuleto al toro en la puerta de chiqueros, el toro hace hilo con él, pegado a tablas, teniendo que hacer un ajustadísimo quiebro sobre los pies, solo al alcance de un extraordinario jinete con un caballo de ensueño absolutamente en la mano.

Le aplica dos rejones de castigo intentando ahormar al toro que de salida expone muchas dificultades.

Sale Ojeda para poner una banderilla de poder a poder, presentando de frente el pecho del caballo y para colocar la segunda banderilla se lleva el toro a los medios prendido a la grupa del caballo con una gran maestría.

Nunca llegaremos a ver el límite de Apolo, siempre hay un margen para la sorpresa. Esta tarde ha realizado un precioso piaffe en la cara del toro, muy parado,  para encelarlo. A continuación para poner una banderilla más, realiza de nuevo un piaffe para llegar al toro.
Pero esto no es todo, de nuevo iniciando en piaffe, pone un fantástico par a dos manos reuniendo en el estribo. Considera Sergio que no ha caído en el sitio óptimo y de nuevo pone un par más a dos manos, ahora sí, en todo lo alto.

Para redondear la faena sale Fado, con quién clava una rosa. La falta de colaboración del toro impide que el rejón caiga de la manera más certera, necesitando de nuevo usar el descabello y así perder los trofeos que una faena plagada de técnica se merecía, recibiendo una gran ovación del público.

Reseña: Lleno. Ganadería El Capea. Pablo Hermoso de Mendoza: Silencio/Oreja Sergio Galán: Ovación/Ovación con saludos. Roberto Armendáriz: Ovación /Silencio.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+