Go to Top

Tres orejas en Saintes Maries y ganador del I Trofeo Pommery

    Sergio Galán ha vuelto a triunfar esta tarde. Ha toreado en Francia, en Saintes Maries de Mer y ha cortado tres orejas. Su gran actuación le ha hecho merecedor del I Trofeo Pommery, antes Centauro de Oro.

    Así da gusto ir a torear. La plaza casi llena, buen ambiente, una corrida flamenca, un homenaje a los cuatro jinetes del apoteosis… y la disputa de un trofeo. Muchos alicientes y muchas motivaciones.

    Debe imponer torear ante los cuatro grandes de la historia del rejoneo, los conocidos como Jinetes del Apoteosis. Hacer el paseíllo en tierra extranjera sabiendo que los ojos de los hermanos Ángel y Rafael Peralta, Álvaro Domecq y Samuel Lupi se están clavando en ti, no debe ser fácil. Tampoco es fácil torear a caballo una corrida de Fuente Ymbro, de hecho, es la tercera que Ricardo Gallardo, el ganadero, lidia para rejones. Todas estas cosas ponen nervioso, está claro. Pero Sergio Galán siempre ha dicho que la presión y la responsabilidad le motivaban.

    Y así ha sido. Estaba motivado y todo el mundo se ha dado cuenta. Desde que pisó el ruedo con Uranio, Sergio Galán toreó como el mejor jinete apoteósico. Así estuvieron también sus caballos. Tras salir por los chiqueros, Sergio percibió la brusquedad del toro, sobre todo por el pitón derecho, haciendo lo imposible por poder llegar a sus terrenos para dominarlo. A continuación salió Ojeda, otro "apoteósico" de la cuadra. Toreó de costado templando mucho la embestida, conseguía que el público vibrase al ver que el caballo, gracias a la labor de Galán, distaba tan sólo de un metro del toro en su carrera a dos pistas y en sus ajustadas pasadas por los adentros. Con esta emoción clavó Sergio tres banderillas. La emoción continuó con Apolo. Alguna lágrima se escapó en los tendidos cuando el caballo, espectacular como siempre, bailaba al compás flamenco del cantaor Juan Carmona acompañado de la guitara y el cajón. Tendríamos que hacer más corridas de este estilo en España. Llevaríamos a más personas a las plazas. Quien haya visto hoy a Sergio Galán con Apolo bailando mientras una voz rota amenizaba la laboriosa faena, va a volver a los toros. Son esas tardes que pasan a la memoria. Así, de esa guisa, ha colocado Sergio dos banderillas con su caballo perla. La faena la ha terminado Ciclón. Con él, el torero ha puesto tres rosas y ha dado un soberbio rejonazo.

    Pero el espectáculo no terminaba ahí. Galán ha esperado a su segundo con Amuleto. El caballo se doblaba en los medios con el toro y Sergio le ha llevado por los dos pitones muy bien toreado. Vidrié demostró una vez más el altísimo nivel que tiene, sobre todo cuando se enfrenta a un animal como éste, que embestía de forma arrítmica y que daba cabezazos que ponían los pitones a la altura del jinete. Dándole distancia y acercándose poco a poco, Sergio llevaba entre sus manos a Vidrié, que poco a poco se acercaba al toro preparando la suerte. Las dos banderillas, clavadas al pitón contrario han sido fuertemente aplaudidas. Lejos de bajar el nivel por culpa del estado del toro, Capea aumentaba el interés. El flamenco seguía sonando, la gente vibrando, sintiendo… Y Sergio y su caballo, toreando muy de frente, muy de verdad, adornando la faena con un lento tierra a tierra que servía de acercamiento entre los tres. Espectacular. Sin palabras. Con Ciclón clavó Galán tres banderillas cortas y un buen rejón. El público, encantado con lo que había visto, aplaudió fuertemente la vuelta al ruedo de Sergio con las dos orejas en las manos.

    Tras las faenas de la terna, los Jinetes del Apoteosis se prepararon para hacer entrega del I Trofeo Pommery, antes llamado Centauro de Oro. Los tres rejoneadores esperaban que entre tanto discurso en francés, sonara en la megafonía alguna palabra en castellano. Y así ha sido. Lo que ha entendido perfectamente todo el mundo ha sido que el ganador del I Trofeo Pommery era Sergio Galán!!

Reseña: Con la plaza casi llena, se ha lidiado una corrida de toros de Fuente ymbro. Sergio Galán, oreja y dos orejas. Completaban la terna Leonardo Hernández y Manul Manzanares.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+