“La segunda mitad de la temporada es para estar contento”

Un año más -y van unos cuantos- se posiciona como la gran referencia de la Tauromaquia conquense por todos los lares del orbe taurino. Sergio Galán suma una temporada más a su esportón y lo hace con buen sabor de boca cuando cierra los ojos y echa la vista atrás. Sobre todo, comenta, si se refiere a la segunda mitad de la misma.

-Acabada la temporada, ¿qué ha sido lo mejor y lo peor?

-La verdad es que me quedo con bastantes cosas buenas. Lo mejor… (piensa) te diría que la regularidad porque creo que he cuajado bastantes toros. Lo peor, que me hubiera gustado torear un número mayor de corridas. Pero bueno, soy consciente de cómo está todo y de que se ha reducido el número de festejos. Por eso, el número total no ha estado tan mal, pero claro, por querer… Entre lo peor también está el no volver a ferias donde he triunfado en años anteriores como Ronda, Alicante o León, por ejemplo.

-¿Y eso a qué responde?

-Bueno… Hay plazas que las llevan empresarios que a su vez son apoderados y se colocan entre ellos. Yo te pongo, tú me pones… Al final los huecos son muy poquitos y más cuando solo hay una de rejones.

-Ha terminado con 24 festejos, muchos de ellos fueron en C-LM y en plazas de menor entidad. Con ese número y en esas circunstancias, ¿se da por satisfecho?

-No me quejo. Ferias ha habido y creo que hemos estado en plazas importantes. Es verdad que siempre me gustaría estar en muchísimas más, pero conforme está el mundo del toro y lo difícil que está todo… estoy contento con el número.

-De todo el año, ¿la cara fue repetir en Madrid por partida doble y la cruz el no estar en Pamplona?

-En cuanto a Pamplona tenía claro que podía pasar. El año pasado ya no pude triunfar y llevaba yendo 13 o 14 años seguidos y era consciente de que en algún momento no iría. Pocos toreros podrán decir que han estado esa cantidad de años yendo y triunfando. La verdad es que se echa de menos cuando llega una feria que ha significado tanto y que no toreas. Pero bueno ya volveremos si Dios quiere. En cuanto a Madrid estoy contento porque volví a abrir la puerta grande, que a lo que siempre vamos, aunque no tuve la suerte de que me embistiera otro como me hubiera gustado para cuajar la faena soñada.

-A Sevilla volvió después de mucho tiempo de ausencia, ¿qué destaca de esa tarde?

-Corté una oreja… Me hubiera gustado un triunfo mayor, como es lógico, pero creo que la impronta quedó. A uno lo cuajé desde el principio y hasta el final, pero lo pinche; y con el de la oreja, que no tuvo tanta calidad, demostré cosas positivas. Creo que dejé mi sello en Sevilla y conseguí llegar a ese público.

-De toda la lista de plazas de segunda en las que ha toreado, con triunfos o no, ¿con qué se queda?

-Me hacía mucha ilusión Ciudad Real, por ejemplo, porque no había toreado nunca allí. Me quedo también con Murcia, que fue una tarde redonda con tres orejas; y con Salamanca, que fueron dos pero pudieron ser más si hubiera matado bien.

-No ha mencionado a Cuenca…

-En Cuenca no embistieron… fueron medios toros. Son de esos a los que les arrancas las orejas, pero no fueron faenas disfrutadas. No te quedas con ese reposo ni ese gusto de cuando todo es redondo.

-De la cuadra de caballos, ¿qué fue lo mejor de este año?

-Capricho, que ha ido saliendo casi todos las tardes y se ha cuajado; Embroque, que lo he ido sacando menos y al final de temporada ha acabado muy bien; de los caballos estrella han mantenido un nivel altísimo Ojeda y Apolo; y además, Titán, que hace unos años lo tenía de suplente, y ahora lleva dos temporadas que da la cara todas las tardes.

Me ha sorprendido para bien.

-De cara al año que viene, ¿seguirá con el mismo apoderado?

-Estoy contento. Mis apoderados son personas trabajadoras y serias. Ahora mismo, en este momento, estoy satisfecho con lo que tengo.

-Así todo, ¿qué balance final de temporada hace?

-Estoy contento, sobre todo por la segunda mitad de la temporada porque me han embestido más los toros y me he encontrado más toreado. Me he quedado con buen sabor de boca. Para eso entreno y me preparo todos los inviernos
: DE DOMINGO : TOROS 1