El tiempo amenazaba pero aun así respetó.

Salió el primero del festival de Talavera de la Reina. Un toro noble al que le faltó fuerza para transmitir lo que merecía al que Sergio paró con Capote, un caballo de su hierro que debutaba hoy y que dejó muy buenas sensaciones.

A continuación Embroque y Bambino ajustaron mucho cada embestida, dando siempre los pechos y toreando de poder a poder.

Para rematar salió Óleo que tras un carrusel de cortas puso fin con un rejón que no quiso entrar a la primera y se quedó en una ovación más que merecida por la faena de clase que hizo el torero