Go to Top

Sergio Galán se proclama triunfador indiscutible en Torrejón de Ardoz

    El partido España-Italia no ha impedido que los tendidos de la madrileña plaza de Torrejón de Ardoz se llenaran para ver una interesante corrida de rejones en la que Sergio Galán se ha proclamado triunfador de la tarde.

    El primer toro del conquense se llamaba Patata, toro al que Sergio paró con Charro y al que el rejoneador clavó un acertado rejón de castigo antes de sacar a Vidrié para poner banderillas. Vidrié templó y toreó por ambos pitones siendo consciente de lo bien que lo había hecho, motivo casi seguro por el que abandonó el ruedo trotando al ritmo de la música acompañado por una fuerte ovación del público. Siguió la faena con Montoliú y un gran quiebro. Con Ciclón puso las cortas a un toro que ya se estaba quedando parado en tablas y se adornó el torero haciendo el teléfono antes de entrar a matar con este caballo que está protagonizando interesantes tercios de muerte. El rejón cayó perfecto e instantes después lo hizo el toro. El presidente le concedió tan solo una oreja a pesar de la incesante e insistente petición de la segunda por parte de un público que sí supo apreciar la gran faena que Sergio Galán acababa de realizar en el ruedo de Torrejón de Ardoz.

    Para su segundo toro Sergio nos tenía preparada una sorpresa. Se trataba de Habanera, un nuevo componente de la cuadra con el que clavó los dos rejones de castigo. Con Capea se arrancaron las palmas del público y el pasodoble de la banda mientras ejecutaba el tercio de banderillas, templando las arrancadas del del toro y acercándose de lejos a éste con un bonito passage, levantando los cuartos delanteros al son de la música y clavando bonitas banderillas. Los dos toreros -rejoneador y caballo-, se gustaron y se despidieron con un trote bailarín.  Pero si hablamos de bailes, no podemos olvidar a uno de los caballos revelación de la temporada, Apolo. El perla salió para arriesgar en cada cite, siempre con el contoneo que le caracteriza, levantando al público de sus asientos cuando Sergio Galán clavó un espectacular par a dos manos. Para terminar salió Mago, adornado con lazos blancos y rojos; rojos del color de las rosas que Sergio clavó en el toro que ya empezaba a rajarse. El torero sacó a Ciclón para ejecutar la última suerte, la que permitiría al rejoneador ser el triunfador  de la tarde. Y triunfó, porque el toro cayó a sus pies al paso de unos segundos. Esta vez, el presidente fue justo con la actuación de Galán concediéndole las dos orejas.

    El triunfo de Sergio en su segundo, no fue el final de su actuación en Torrejón ya que por percance de Diego Ventura, salió a matar el último toro de la tarde por colleras junto a Álvaro Montes. Con Charro puso un gran rejón, y con Apolo protagonizó un enorme tercio de banderillas, entrando al toro de frente y por derecho, dándole los pechos y adornándose con un sensacional piaffe. Volvió a salir Mago para compartir unas banderillas cortas que pusieron al público en pie y finalizar la actuación con un rejón de muerte.

    Terminó la tarde por lo tanto con el triunfo indiscutible de Sergio Galán, que demostró a lo largo de toda su actuación  la predisposición y las ganas de ser el número uno y de no bajar la guardia en este momento tan importante de la temporada. Los que aguantaron en la plaza y escuchaban de fondo los "uuuyyysss" de quienes veían desde fuera el partido de la Selección salieron ganando por partida doble: ganó Galán y ganó España.

    RESEÑA: Con lleno de No Hay Billetes en los tendidos se ha lidiado una corrida de toros de Felipe Navas. Sergio Galán oreja con fuerte petición de la segunda y bronca al presidente por no concederla; dos orejas, y saludos en el que lidió por colleras. Completaban el cartel Álvaro Montes y Diego Ventura.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+