Go to Top

Sergio Galán, Rejoneador de Madrid – Mundotoro

En la puerta de chiqueros, oscura boca del miedo, esperó Sergio Galán sobre el bayo ‘Amuleto’ al encastado segundo. Salió desentendido y a su aire este ‘Pastelero’, que compartía nombre con el encastadisímo ‘Victorino’ de hace cuatro días. Tras un solitario rejón de castigo, sacó a ‘Ojeda’, uno de sus caballos estrella, para protagonizar un importante tercio de banderillas. Buenas batidas clavando a la grupa y, sobre todo, muy templado en el toreo de costado. Lo llevó cosido, a milímetros del estribo los pitones. Ajustados los cambios de pista por los adentros. La faena creció aún más con el tordo ‘Titán’. Un espectáculo ver encelar al toro con sus piruetas. Hasta cinco giros de 360 grados consecutivos en la misma cara del toro. Colosal. Dos cortas con ‘Óleo’ muy reunidas y un rejonazo, caído, pero de efecto fulminante hicieron asomar una marea blanca de pañuelos. Dos orejas y Puerta Grande rotunda.

Salió con pies el quinto de Fermín Bohórquez que, sin embargo, claudicó varias veces luego durante su lidia. Lo desengañó en un palmo de terreno con el otro bayo de su cuadra, ‘Artista’. Batió con pureza luego sobre ‘Roque’. Citando en corto. Faena a más que corroboró con ‘Apolo’. Sendos pares a dos manos en los medios. Reunidos, citando de frente. Con mucha verdad. De perla a perla. Dejó sobre ‘Óleo’ un pinchazo hondo y el animal cayó fulminado de manera sorprendente. Una oreja más para su esportón.

Enlace Mundotoro

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+