Sergio Galán se desplazaba ayer hasta Valencia para recoger el Premio al Mejor Rejoneador de la Temporada 2018. Volvía el pasado 19 de marzo al Coso de la calle Xátiva tras algunos años de ausencia para “ratificar su categoría a lomos de una excelente cuadra y con un concepto clásico”, tal y como se presentaba el galardón en el Ateneo Mercantil de Valencia. Tres orejas y una emotiva puerta grande que hacen a Galán merecedor absoluto de este reconocimiento.

Así se recordaba aquel 19 de marzo en el que Galán cortaba tres orejas y salía por la Puerta Grande de Valencia: “Desde el comienzo de la corrida el torero mostró su mejor repertorio. Arrancó con Amuleto a portagayola para recibir al primer toro, levantó al público de sus asientos con Ojeda al colocoar las banderillas y remató de manera excelente y fulminante con el rejón de muerte. Pero con su segundo toro Sergio Galán encendió la mecha y la chispa que le faltaba al animal. Estructuró una faena con intensidad y brillantez”.

Pureza y calidad del mejor rejoneo, clasicismo y ortodoxia: #puroGalán

Una gala de premios en la que también pudo vivirse la emoción de la reaparición pública de Paco Ureña y que contó con la presencia de Enrique Ponce.