Go to Top

SERGIO GALÁN CORTA UNA OREJA EN LA FERIA DE ALBACETE.

Sergio Galán cortó una oreja a su primer toro de San Pelayo, segundo de la tarde, puesto que el primero se lo cedió al rejoneador local  Juan  Manuel Munera, al que le dio la alternativa.

PRIMER TORO

Sergio se fue a buscar a su primero a la puerta de chiqueros con AMULETO, momento de gran belleza y espectacularidad, aunque el toro salió distraído. Después de pararlo, le colocó un primer rejón de castigo que hizo que el toro desarrollara mayor codicia para seguir al caballo.

El segundo tercio lo inició Sergio con TROPICO. Con este caballo clavó dos banderillas muy de frente dejándose ver muy despacio y ejecutando un precioso tierra a tierra. A continuación salió TITAN, con la mala fortuna que se lesionó el caballo al intentar realizar una pirueta. Por este motivo, para continuar el segundo tercio, Sergio Galán utilizó a APOLO con el  que puso dos banderillas teniendo que arriesgar mucho, puesto que cada vez el toro estaba más parado. Como siempre que sale a la plaza, APOLO, puso todo cuanto atesora como caballo torero y de gran clase. Parece que se acerca al toro flotando por la elegancia con que ejecuta el passage.

Para cerrar la faena, Sergio montó  a FADO. Dos preciosas rosas en el centro de la plaza antes de cerrar el tercio de banderillas. Medio rejón, pero perfectamente colocado, sirvió para finalizar la faena, en la que Sergio Galán se empleó a fondo supliendo las dificultades que presentaba el toro. El entendido público de Albacete le premio con una merecida oreja.

SEGUNDO TORO

De nuevo a su segundo toro, también de San Pelayo, Sergio Galán lo recibió con AMULETO, con el que clavo un primer rejón. Tarea nada fácil, pero aprovechando el rejoneador las ocasiones que el toro le brindó para meter la mano.

Al iniciar el segundo tercio con OJEDA, el toro se lesionó la mano izquierda, que además de dificultar la lidia, hacía prácticamente imposible el lucimiento. Mala suerte, en una tarde de gran responsabilidad y con los tendidos llenos de un público con muchas ganas de disfrutar de un soberbio espectáculo de rejoneo. A pesar de las dificultades, el rejoneador de Tarancón, no dejó de intentarlo. Con OJEDA puso dos banderillas y a continuación montó a APOLO, con el que colocó un grandioso par a dos manos, teniendo en cuenta la poca colaboración del toro mermado de facultades. La faena se ponía muy cuesta arriba, pero en estas circunstancias, también hay que demostrar la responsabilidad con el público, como hoy lo ha hecho en Albacete Sergio Galán.

Para cerrar la faena, de nuevo Sergio eligió a FADO, pero con demasiados condicionantes para el lucimiento.

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+