Go to Top

Sergio Galán cierra sus compromisos en Francia cortando una oreja en Mejanes

    Continúan las corridas en Francia. Tras ganar el pasado jueves el I Trofeo Pommery de Saintes Maries de Mer, Sergio Galán se disputaba hoy el Rejón de Oro en Mejanes, un premio que viajó con él en el esportón el año pasado.

    La primera faena de Sergio ha sido cumbre, muy redonda desde que ha salido el toro por la puerta de toriles y Galán y Uranio lo esperaban en el ruedo. Con un bonito galope, muy acompasado, ha parado el torero a su primer toro de Soto de la Fuente. Con Ojeda y Apolo se ha llegado al culmen. Ojeda, muy torero, ha realizado una suerte de banderillas sensacional, toreando de costado por ambos pitones y doblándose con el toro. Con Apolo, los tendidos ovacionaron al torero con fuerza, sobre todo, tras clavar un sensacional par a dos manos. Fue una faena muy artista, que continuó en el último tercio con Ciclón. La plaza estaba metida de lleno en la lidia, que había sido perfecta. Lástima que los máximos trofeos que pudo cortar Sergio Galán, es decir, dos orejas y un rabo, se quedaran en una oreja por el fallo con el rejón.

    El segundo toro nada tuvo que ver con el primero, sin que éste fuera bueno. Fue manso, deslucido y arrítmico, imposible para una lidia artística, por lo tanto, Galán, un gran profesional, tiró de técnica para intentar subsanar en la medida de lo posible, los problemas que presentaba el toro. Una lidia para aficionados de verdad que no echan de menos los adornos y florituras porque saben que en eso no consiste el toreo. Paró Galán con Amuleto, toreando por ambos costados y volvió a sacar a Ojeda para iniciar el tercio de banderillas. Ojeda, artista y técnico, volvió a demostrar el altísimo nivel que tiene volviendo a torear de lado doblándose con el toro. Amuleto, que no distingue el toro bueno del malo, llenó de alegría los tendidos con su baile en la cara del toro. Hizo éste lo posible por sacar alguna embestida a su oponente, pero el toro, rajado, ya estaba desluciendo la faena a pesar del empeño y la disposición de Galán por agradar al público poniendo de nuevo un par a dos manos que tanto les había gustado en su primero. Finalizó la faena de nuevo con Ciclón, aunque el toro ya estaba parado por completo. Su labor, como decimos, de muchísima técnica, fue premiada con una fuerte ovación con saludos.

Reseña: No hay billetes. Se han lidiado seis toros de Soto de la Fuente y un novillo de Bohórquez. Sergio Galán, oreja y ovación con saludos. Completaban el cartel, Pablo Hermoso de Mendoza, Diego Ventura y Ginés Cartagena hijo, que debutaba en público.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+