Go to Top

Sergio en Ciudad Real, llegó, vio y venció.

Plaza de Toros de Ciudad Real. 19 de agosto de 2016. Toros de la ganadería de Passanha.

SERGIO GALÁN, oreja y oreja.

 

Sergio Galán, llego, vio y venció.

Se presentaba Sergio Galán en el corazón de La Mancha, Ciudad Real. Su primera vez en esta ciudad ha sido con los toros portugueses de Passanha, toros de igualdad de hechuras y de un trapío propio de esta plaza. Sergio ha comenzado lidiando con Amuleto, que ha aguantado perfectamente la embestida que ha sacado desde los chiqueros. La parada en los medios era obligada con un rejón en el sitio se cambia el tercio. Llega el momento para Ojeda, el luso-árabe que se esta ganando un sitio en el escalafón de honor de los mejores caballos de esta temporada. Ojeda se lo ha pasado de pitón a pitón, dándole los pechos, toreando con la grupa, dejándose llegar muchísimo y saliendo airoso de todos los embroques. En uno de ellos incluso se ha llegado a escurrir y como si tuviera un muelle, ha seguido toreando con la grupa. Sin duda alguna,  lidiando este caballo en las manos de Sergio forman un binomio digno de pasar a la historia del arte de Marialva. Con Titán, la faena culminaba para que Óleo le llegara muy cerca y le dejara poner 3 cortas para tomar el rejón de muerte que cae en todo lo alto, el toro está sin puntilla. Gran petición que el presidente escucha, concediendo una oreja, que tenían que haber sido 2, ya  que hubo una mayoritaria petición.

En su segundo, Sergio, se va a porta-gayola con Amuleto y lo recibe en la misma puerta, se va con el cosido a su cola hasta los medios y allí le templa, recortando siempre hacia los adentros. Con Capricho comienza el tercio de banderillas. Su expresividad, elasticidad y temple, hacen que el toro sea mejor de lo que aparenta. Poco a poco, le va  ahormando para deleite de su jinete y de los aficionados. Apolo con su elegancia llena la plaza de doma de Alta Escuela, piaffe y passage en los medios y pegado a los pitones del toro. Coloca un par muy ajustado, para luego a dos manos y dándole todas las ventajas al toro, clavando en todo lo alto. Un gran par a dos manos, que une a la afición con la tauromaquia clásica y el estilo de Sergio.  Óleo remata la faena y Sergio pone el rejón en lo alto, para que de nuevo el toro doble sin puntilla.

Oreja de peso, para una faena de importancia que a base de temple y de trabajo, consigue que Sergio  Galán salga por derecho propio por la Puerta Grande de la Plaza de Toros de Ciudad Real.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+