Go to Top

"Ser exigente conmigo mismo es el secreto"

    El rejoneador asegura estar en su mejor momento. SALAMANCA rtv AL Día tuvo la oportunidad de pasar con él una bonita mañana en la Finca ‘San Joaquín de Huelmos’, donde el rejoneador entrega sus días

    Sergio Galán es un amante del campo y del caballo. Sus días pasan en la Finca San Joaquín de Huelmos, en Salamanca. Desde niño, su pasión por el mundo equino ha ido a más y hoy se ha convertido en uno de los rejoneadores referentes en el escalafón taurino, más aún tras alzarse este año con el galardón al rejoneador triunfador de San Isidro 2014.

Cuéntanos, ¿cómo es el idilio con las Ventas?

Madrid es fundamental en mi carrera, cuando uno va siempre intenta ir lo más preparado posible, y he tenido tardes muy buenas. Por el público siempre me he sentido respetado y querido, y eso se palpa y te da más fuerza.

El público sí, pero no la empresa. El pasado año prescindieron en San Isidro de Sergio Galán. ¿El éxito de este 2014 es una sentencia firme?

Sí, fue una cuestión de la empresa a la hora de hacer las combinaciones en la Feria. Al final fui yo quien decidió no ir porque el puesto que nos ofrecían no era el que nos habíamos ganado en la plaza ya que el año anterior habíamos salido a hombros. Este año iba con una responsabilidad añadida después de haber entendido la postura de querer estar en San Isidro y resultó muy bien. Madrid es Madrid y estar allí a ese nivel todos sabemos lo que conlleva.

Unas condiciones y una técnica en tu toreo a caballo que no es fruto de la casualidad ¿Cómo ha sido ese camino?

El camino no ha sido fácil. Soy y he sido siempre un autodidacta. Siempre es verdad que he tenido la afición al caballo, algo que me viene por mi abuelo, pero no he tenido antecedentes taurinos, ni un maestro que pueda haberme enseñado todo lo que hoy sé. Mi camino se ha hecho a base de afición, de ir a ver muchas corridas de rejones, combinar mucho la equitación, tener constante relación con jinetes de doma y tener un concepto claro de lo que siento y lo que me gusta.

¿Cómo definirías ese concepto?

Un concepto muy clásico, muy parecido al toreo a pie. Para mí el toreo a caballo tiene gran similitud con el toreo a pie, sólo que mi muleta y mi capote son el caballo.

¿Ese esfuerzo va en compensación al número de contratos?

Es verdad que no lo que me gustaría. Estamos viviendo una época complicada en todos los ámbitos y el mundo del toro lo está padeciendo también. Sí que es verdad que no estoy en todos los sitios donde me he ganado estar, pero creo que va en relación a como está el toreo. El mundo del toro está viviendo una situación muy monopolizada y cuando uno va de forma más independiente se hace difícil entrar en las plazas, pero también es verdad que la satisfacción moral es muy grande porque yo sé que todo lo consigo a través de lo que pasa en la plaza, nadie me ha regalado nada.

Tardes que borrarías de tu trayectoria…

Muchas. Hace poco veía los inicios de tardes importantes y me sorprende a mí mismo verme, me veo mal. Noto una evolución grandísima y creo que ha sido el secreto de mi carrera: el ser muy exigente conmigo mismo y tener claro la dirección que uno quiere. Siempre he intentado avanzar, avanzar y avanzar.

Ese avance no ha cesado ¿qué queda por ver de Sergio Galán?

Siempre se mejora aunque creo que ahora mismo estoy en mi mejor momento, con las cosas muy claras fruto de la experiencia. Siempre se puede mejorar, y ahora que soy consciente de cómo ha sido mi evolución, me debo centrar ya en matices más técnicos o temas de doma… Igual el público no lo aprecia, pero siempre voy indagando para hacer mejor las cosas.

Uno de los próximos festejos en la provincia será Peralejos, el próximo 3 de agosto
Sí, es una tarde que me hace especial ilusión, pues Salamanca ya es para mí como mi tierra. Llevo más de 10 años afincado aquí y Peralejos por ello conlleva una responsabilidad añadida, pues la gente que va a verte son amigos, conocidos y quiero mostrar lo mejor de mí mismo. Es una de las fechas bonitas de esta temporada y la afronto con mucha ilusión.

¿Alguna novedad para esa tarde?

Sí, en Peralejos quiero combinar los caballos que reclama la gente Ojeda, Apolo, Trópico… y  presentar a un par de caballos nuevos también para que el público pueda contemplar un bonito espectáculo.

¿Cómo se presenta el resto de temporada?

Es una temporada ilusionante, y aunque echo en falta ferias importantes, estoy en sitios que me llenan de verdad. Además de Peralejos de Abajo que es donde inauguro el mes de agosto, tengo Vitoria el 8, Miajadas en Cáceres el día 10, el 11 Mota del Cuervo en Cuenca, el 16 actuaré en Guijuelo, y ferias importantes más adelante como Cuenca, Murcia, Albacete y alguna más. Confío en gustar y cuajar una buena temporada.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+