Es veterinaria y, además, prima de Sergio. Desde siempre ha sentido un gran amor hacia los caballos que le ha hecho esforzarse duramente para compaginar su carrera universitaria y la temporada taurina de su primo, viajando con ellos a todas las corridas y convirtiéndose en el alma máter de las cuadras.

Conoce perfectamente el estado de ánimo de cada animal y sufre y disfruta de sus éxitos como la que más.

Creyente, siempre cuenta con sus medallas para apelar a la compañía de la suerte para su primo y sus caballos toreros.