Go to Top

Oreja y gran faena para Sergio Galán en Tordesillas

    Tordesillas es famosa por su Toro de la Vega, pero más allá de eso, también hay toreo de verdad como el que se ha podido ver esta tarde en su plaza de toros a cargo de Sergio Galán. Una pena que los toros no colaborasen y que estuviesen tan entrado en kilos que apenas tuvieran movilidad para posibilitar el lucimiento del torero.

    El primero ha salido distraído y mansurrón. Sergio, sobre Amuleto, trataba de llamar su atención a duras penas y, cuando lo consiguió pudo colocar los rejones de castigo. Salió Trópico que protagonizó el solo el tercio de banderillas. Se lució frente al toro con passagge, piaffé, tierra a tierra… Fue una clase de alta escuela muy torera para intentar arrancar alguna embestida al toro que le permitiera algo de lucimiento al torero en las suertes. Continuaba el manso parado dificultando el tercio final aunque Sergio Galán estuvo muy laborioso con Fado con el que pudo poner tres banderillas cortas muy ligadas aprovechando algún arreón brusco del toro. Falló con el rejón, lo que le hizo perder la oreja ya que los tendidos entendieron la dificultad del astado y la complejidad de la faena, y finalmente recogió una sonora ovación mientras saludaba.

    El segundo toro de Galán parecía que embestía cuando Sergio lo esperó con Ben-Hur, pero tras realizar varias pasadas el animal se vino abajo y complicó la faena. Pudo clavar el torero un buen rejón de salida , aunque poco a poco, su enemigo fue a menos. Con Ojeda realizó un tercio espectacular. Muy superior al toro, el caballo lo toreó con elegancia y pudo Sergio embrocar hasta tres veces al estribo. El nivel de la faena iba subiendo cuando Sergio sacó a Apolo. El público aplaudió el baile del caballo con el que puso una banderilla y luego un espectacular par a dos manos llegando muy poco a poco hasta la misma cara del toro y clavó en todo lo alto. El público se puso en pie y ya no se sentó hasta que Sergio Galán sacó a Fado, clavó las cortas y se adornó con el teléfono. Una pena que el toro tardase en caer porque la gran faena se quedó en una oreja.

RESEÑA: Con media plaza se ha lidiado una corrida de Sánchez Cobaleda. Sergio Galán, ovación con saludos y oreja. Completaban el cartel Raúl Martín Burgos y Lea Vicens.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+