Go to Top

Oreja  en tarde complicada en Azuqueca de Henares

    Muy complicada la tarde en Azuqueca de Henares por culpa del mal juego de la descastada corrida de Montes de Oca. Mala suerte además ha tenido Sergio Galán con su lote, tan manso y rajado que no ha permitido el lucimiento en sus actuaciones.

    Dos rejones clavó Sergio a lomos de Charro, que paró al cuatreño toreando por ambos pitones. Ciclón, con el que hizo el paseíllo momentos antes, protagonizó un gran tercio de banderillas poniendo hasta cuatro palos y pisando terrenos muy comprometidos. Con Fado, Sergio Galán colocó dos banderillas cortas en todo lo alto y una rosa, llamando con mucha torería a su oponente. Tras el rejón, cortó una oreja.

    Faena muy meritoria al quinto de la tarde, un toro manso, descastado y rajado casi desde el principio. Se las vio y se las deseó Galán para sacar lo poco que tuvo al toro. Con Habanera, de salida, clavó dos rejones de castigo. Dos banderillas bonitas sobre Capea, y otras dos con Apolo, luciéndose con su baile en la cara del toro. No sólo el público aplaudió la gracia del caballo sino también la precisión de los embroques y las arriesgadas pasadas. Tres rosas en todo lo alto con Fado dieron paso al final de la faena.

Con lleno en los tendidos se ha lidiado una corrida mansa y descastada de Montes de Oca. Sergio Galán, oreja y aplausos. Completaban el cartel Álvaro Montes y Alfonso López Bayo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+