Go to Top

Oreja en la matinal de Santander

    Santander es una plaza en la que Sergio ha actuado en varias ocasiones, aunque este año la novedad estaba en la corrida de rejones matinal. Una corrida con toros de Bohórquez de diferente juego, algunos malos, como el primero de Sergio, el peor de la corrida. Complicado y peligroso. Lo paró con Charro, con el que le puso un rejón de castigo ya que andaba justo de fuerzas como para poner otro. Le paró bien y pudo templar los arreones de las embestidas. Con Cpaea puso dos banderillas y toreó a dos pistas sobre el albero oscuro característico de esta plaza. Apolo estuvo sensacional. Con él la faena brilló y el público aplaudió el tercio que protagonizaron torero y caballo. Remató al peligroso astado con Fado después de clavar dos cortas.

    Mejor fue el cuarto de la tarde, segundo para Galán. Uranio volvió a pisar el ruedo y le recibió de frente para clavar un buen rejón de salida. Como nos tiene acostumbrados, el espectáculo que dio Vidrié a los santanderinos tuvo un altísimo nivel. Con él clavó Sergio tres banderillas al pitón contrario pisando los terrenos del toro. El animal se apalancó en la querencia pero Apolo logró sacarlo llamando la atención con sus cuartos traseros. Toreó con él templado, ligando de costado la embestida y colocando dos banderillas con el público entregado. Finalizó la faena con Fado clavando tres rosas y un gran rejonazo. El presidente le concedió una oreja aunque el público le pidió la segunda. Fue una actuación rotunda y merecedora del segundo trofeo, así que fue incomprensible la decisión del palco de otorgar sólo un premio.

Reseña: Con tres cuartos de entrada se ha lidiado una corrida de toros de Fermín Bohórquez de juego desigual. Sergio Galán, silencio y oreja. Completaban el cartel Diego Ventura y Leonardo Hernández.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+