Sergio Galán, que abrirá paseíllo mañana en la corrida de rejones de la Feria de Málaga, hará esta vez el viaje con muchas más comodidades para sus caballos toreros. Capacidad para once caballos en total -dos más que en el anterior- que cuentan con un espacio de mayor anchura y altura en sus viajes.
Un vehículo que cuenta con todo tipo de ventajas para las condiciones del tiempo en que se desarrolla la mayor parte de la temporada taurina: el verano. Así, se abre la parte entera de las caras de los animales para una mejor ventilación. Cuenta tanto con extractores de aire como con ventiladores. Además de difusores de agua tanto dentro -donde viajan los caballos- como fuera -donde pasan todo el día hasta el inicio del festejo-.
En cuanto a la alimentación, los bebederos automáticos y las alfalferas acercan la estancia todo lo que se puede a su propia cuadra. Donde los animales descansan. Como el hotel en que se alojan los toreros. Pues en el rejoneo, jinete y caballo, ambos, torean.