Go to Top

"No he parado de pensar en el mano a mano de Cuenca" Entrevista en Diario La Tribuna

    Sergio Galán vuelve a Cuenca, y lo hace seis años después y en un mano a mano con el número uno del rejoneo actual. El rejoneador de Tarancón tiene el compromiso de San Julián marcado en rojo en su calendario, por lo especial que es volver a su casa y después de tanto tiempo. No está siendo un año fácil para él, ni mucho menos, y es que el rotundo triunfo en Las Ventas no ha supuesto el revulsivo que cabría esperarse a su temporada. Con todo y con eso, Sergio Galán confiesa que tiene más fuerzas que nunca para seguir adelante, que le gusta ver el vaso medio lleno, y que lo importante es mirar siempre hacia el futuro. (Leo Cortijo)

– Esta temporada de Sergio Galán está muy marcada por el triunfo de Madrid.

– Sí, porque fue un triunfo muy rotundo y además en la primera plaza del mundo. No es la primera vez que salgo a hombros en Madrid, pero sí es posiblemente la tarde más redonda porque fueron tres orejas. También es cierto que por Las Ventas han pasado este año 16 rejoneadores y el único que ha salido a hombros he sido yo, lo que ahonda en la importancia de dicho triunfo.

– ¿Ha servido para mucho esa puerta grande?

– No todo lo que uno espera. Igual que te digo que ha sido el triunfo más rotundo, también te digo que ha sido la puerta grande que menos me ha aportado si hablamos únicamente de contratos. Cortar tres orejas en Madrid no me ha cambiado la temporada de forma radical, porque a raíz de eso solo se han hecho dos ferias más. Por eso te quedas un poco con esa preocupación de cómo se está degenerando el mundo del toro… pero bueno, hay que ser positivos y no darle más vueltas.

– Desde ese día en Las Ventas hasta el día de hoy, ¿qué triunfos en otras plazas le vienen a la cabeza?

– No soy mucho de estadísticas, la verdad, pero sí soy de sensaciones. Estamos haciendo las cosas muy bien y estoy cuajando muchos toros. Tengo muy buen recuerdo, por ejemplo, de una de las faenas de Vitoria, en la que me sentí muy a gusto, yo diría que es una de las más rotundas de mi temporada, el problema es que lo pinché.

– ¿Qué momento atraviesan en este momento Sergio Galán y su cuadra?

– Personalmente, te diría que he alcanzando un momento de madurez. Me encuentro bien y con muchísimas ganas de seguir adelante. En cuanto a los caballos, creo que todo es mejorable, que en esto se está aprendiendo todos los días y que muchas veces es cuestión de entrenar diez horas diarias, pero es cierto que ahora mismo he conseguido, a raíz de mucho trabajo y durante muchos años, una cuadra bastante redonda. Son caballos muy lidiadores, que me dejan interpretar el toreo que llevo dentro, con grandes condiciones que se acoplan perfectamente a lo que yo siento.

– Cuenca está a la vuelta de la esquina, ¿qué le pasa por la cabeza?

– Es una corrida que está siempre en mi mente, y siento algo muy parecido a cuando me veo anunciado en Madrid. Cuenca es mi tierra y llevo seis años sin ir, por lo que para mi es una de las citas clave de la temporada. Es de esas tardes en las que estás pendiente de todo y dándole vueltas a todo: que te respeten los toros, que no tengamos lesiones, que acompañe el tiempo… vamos, que llegue a ese día con las mejores condiciones posibles.

– ¿Cómo cree que va a reaccionar Cuenca después de seis años de ausencia?

– No lo sé. Espero que bien, porque yo voy con todas las ganas del mundo, muy ilusionado, y con el objetivo de agradar a todos y de ofrecerle todo lo que no he podido en estos años de ausencia. Seguro que van a notar una evolución en mi torero, por la experiencia adquirida durante este tiempo, y aunque en esto del toro tienen que darse otros factores externos a mi, por mi parte no va a quedar.

– ¿Por qué seis años de ausencia?

– Eso es algo que no te puedo contestar, porque sinceramente yo tampoco lo sé. Cuando veía que hay toreros que en su tierra los apoyan tanto, como ocurre en Pamplona, por ejemplo, no terminaba de entender el por qué de tantos años sin venir. No te sé decir, uno puede achacarlo a una cosa, otro a otra, pero lo que no es lógico es que haya estado tanto tiempo sin torear cuando lo he hecho en plazas muy importantes. Pero bueno, lo importante es quedarse con que eso es pasado y que hay que disfrutar este año.

– Para Sergio Galán, ¿el mano a mano con Ventura es de mucha rivalidad?

– Sí, por supuesto. Primero, porque es mi tierra y yo quiero defender mi posición y más en Cuenca, y Diego, que es una gran figura del rejoneo, no se va a dejar ganar la pelea. Segundo, hemos sido dos toreros que siempre hemos tenido un cierto pique, hemos toreado mucho juntos y ha habido mucha rivalidad y nos hemos molestado uno a otro en el sentido estricto de la plaza. La rivalidad existe y es real, eso no se puede dudar.

– ¿Qué espera de los toros de la ganadería de Pallarés?

– Si te digo la verdad, no la conozco. Es lo que más incertidumbre me deja, porque sí me hubiera gustado más una ganadería, sobre el papel, de mayores garantías. No es una ganadería que se suela matar en rejones, por eso es lo que me tiene un poquito más intranquilo, sobre todo por el hecho de que los toros aporten, que va a ser algo fundamental debido a las expectativas que hay. Ahora bien, tiene una cosa buena para el aficionado y es que son Santa Coloma, y eso le da un puntito más de interés al cartel, porque no va a ser una corrida fácil, ni mucho menos.

– Será la primera feria que toree en Cuenca en la que su abuelo, fundamental en su vida, le vea desde el cielo…

– A mi abuelo lo tengo siempre muy presente. Iba a verme a todas las corridas que toreaba, y ahora que no está a mi lado cada tarde, se le echa mucho de menos. Y como bien dices, en una plaza tan especial para nosotros como Cuenca, después de seis años de ausencia, va a ser un recuerdo muy bonito. Mi deseo, que seguro va a ser así, es que nos eche una mano desde ahí arriba.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+