Go to Top

Maranchón se rinde ante Sergio Galán.

Plaza de Toros de Maranchón. 27 de Agosto de 2016.

Festejo mixto con novillos de D. Emilio Galán Trilla, para la lidia a pie y dos de El Capea para rejones. Para el rejoneador Sergio Galán. Y los novilleros con caballos, Mario Palacios y Santiago Sánchez Mejía.

Sergio Galán, ovación y 2 orejas y rabo

 

De nuevo la garra y la fortaleza de los caballos de Sergio, han dado la talla, esta vez el ruedo no estaba en las mejores condiciones, aún así y después de un susto en el medio del ruedo, Ben-Hur se ha repuesto y todo ha quedado en un susto. Incluso el de Capea, se ha quedado acalambrado después del topetazo con el tordo. Inmediatamente Sergio ha tirado de raza y con Embroque ha conseguido reconducir la faena que poco a poco iba tomando altura. Con Titán ponía fin al tercio de banderillas, para subirse a lomos de Palmero y colocar 3 cortas antes de tomar el rejón de muerte. A esas alturas la poca colaboración del astado no permitió a Sergio meter bien la mano y rematar como se merecía la primera faena. Aún así fue ovacionado y obligado a saludar desde el tercio.

En el segundo todo cambio y de nuevo se vio a un torero a caballo pleno de facultades, primero con Amuleto sorteo las embestidas de un gran toro de Capea. Llego el momento de apostar y lo hizo con Capricho, que poco a poco empezó a ganarle el pitón dándole los pechos y llevándoselo de costado en una vuelta clamorosa a la plaza. Dos pares batiendo en los terrenos del toro, consiguen levantar a los aficionados de Maranchón. Sale Ojeda para darle más volumen a la faena que estaba cuajando Sergio, colocando dos pares de excepcional colocación. Sigue apostando por el triunfo y la clase de Apolo termina por inclinar la balanza a su favor. De nuevo la clase de Palmero con tres cortas y dos rosas, ponen en pie a la plaza. Toma el rejón de muerte y en el primer intento, lo entierra en todo lo alto. El toro rueda sin puntilla. Faena de dos orejas y rabo ante un gran ejemplar de Capea, al que se le da la vuelta al ruedo.

La garra de Sergio Galán deja huella en Maranchón.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+