Ha sido en la penúltima de abono cuando ha salido el premio gordo. El máximo triunfador de la feria es un torero a caballo. Se trata de Sergio Galán, el único torero que en una mañana ha cortado tres orejas a la corrida de Bohórquez. Sergio Galán, buenas noches.

Buenas noches.

Muy contento, ¿no?

Sí, al final el trabajo da sus frutos.

No empieza mal el año.

No. Ya pintaba una temporada bonita con contratos en sitios muy importantes y me encuentro muy bien. Estoy con la cuadra muy redonda y la verdad que pienso que será una temporada importante en mi carrera.

Cuando el rejoneo está en su punto máximo, donde los empresarios tienen que hacer encaje de bolillos para acertar con la terna. Habrá sido ésta una mañana especial, aunque no es la primera vez que abres la puerta grande de Valencia.

No, pero sí llevaba unos años sin volver. Ahora mismo la competencia es muy grande y cuando uno está situado en las ferias, quiere defender su sitio. Creo que así lo he hecho. Es verdad que uno ya tiene un currículum importante, pero uno quiere superarse y que cada temporada sea más redonda.

¿Cuántas PG de Madrid?

Ocho.

No está mal para ser de Cuenca, ¿no?

No está mal.

Unas pocas en Pamplona.

Sí, nueve.

Tampoco está mal para no ser de allí.

Sí, son dos plazas fundamentales, donde ha habido temporadas duras. Han sido las dos ferias que me han estado apoyando.

Te espera Sevilla.

Mira, he tenido actuaciones muy buenas y es la única plaza que se me resiste en cuanto a un triunfo redondo. Por circunstancias el rejón no ha entrado y sí es verdad que voy con mucha motivación.

Había un ambientazo en Valencia, ¿cómo ha sido la corrida?

Otro éxito ha sido el ambiente. No era de esas mañanas soleadas, sino con un tiempo fresco y con aire. La corrida ha sido muy buena, ha habido toros que han embestido más o menos, pero ha tenido mucha regularidad. De una corrida de seis toros, siempre hay tres o cuatro que embisten mucho. A mí es una ganadería que me encanta.

¿Cuál ha sido de tu cuadra el Messi de cuatro patas?

De salida tengo dos caballos muy seguros, Amuleto y Artista. Están en gran momento. De banderillas, hay un caballo que se llama Ojeda, conocido de la afición. Cada año están mejor. Luego tengo como novedades a Embroque, que ya el año pasado echó buena campaña, y este año ha estado fantástico en Valencia e Illescas. Va a ser figura. También tengo a Apolo, Bambino… hay una mezcla de jóvenes y veteranos que dan mucha variedad y seguridad. A veces te tienes que acoplar a las circunstancias cuando no brillas en la cuadra, pero ahora la tengo muy redonda y ojalá se mantenga así.

Una curiosidad, ¿a todos les tratas por igual o hay ojito derecho con un mejor trato?

Sí. Cuando los tienes en el camión es porque se lo han ganado. Sí es verdad que hay debilidad por algunos, porque a Apolo le debo mucho porque te saca las castañas del fuego. Ojeda o Embroque son especiales también. Se salen de la norma. Estás más pendiente de que no les falte de nada y de que se cuiden bien.

Lo de Ojeda, ¿es un homenaje al gran Paco?

Sí, tenía un toreo muy de cercanías. Siempre da los pechos, se lo pasa muy cerca y por la forma de concebir su toreo, es un homenaje al maestro.

Da la impresión que el triunfador de la feria tiene que ser a pie, ¿cuándo vais a dar un puñetazo en la mesa los rejoneadores?

Qué vas a hacer… se debe respetar porque hay un jurado. Imagino que poco a poco se le va dando la categoría que merece.