Go to Top

Increíble actuación de Galán en León que corta cuatro orejas

    No podía haber tenido una mejor antesala a su comparecencia en Pamplona Sergio Galán, que puso el colofón a la Feria de León con dos soberbias actuaciones premiadas con un total de cuatro orejas, convirtiéndose de manera absoluta, en el triunfador de la tarde.

    Con los motores en marcha y la cuadra puesta a punto, las condiciones favorecen el triunfo, si además hay toros, éste está asegurado, y eso es lo que ha pasado esta tarde en León donde la gente que llenó las tres cuartas partes de los tendidos disfrutó de una gran tarde de toros.

    El primer toro de Sergio fue un buen ejemplar de Castilblanco, al que si algo faltó, fue un pelín de transmisión que Sergio Galán suplió con buen hacer. Charro lo recibió, y montado a sus lomos, Galán clavó un rejón de castigo. Sensacional estuvo Vidrié con las banderillas sobre todo, la segunda, que hizo vibrar al público. Saltó el bonito Apolo para continuar con las banderillas. Destacó sobre todo su manera de rematar las suertes, con mucha transmisión. Con Fado puso dos cortas y un certero rejonazo que le valió las dos orejas.

    El que cerraba plaza, un poco más basto que el primero, fue parado por Habanera, que estuvo lista y rápida parándole. Sergio clavó dos buenos rejonazos con ella. Fue el momento del toreo de Capea, que se dobló de costado para llevárselo a sus terrenos. Puso Sergio dos banderillas recibiendo al toro de frente, de las que destacó la segunda. Cuando llegó el turno de Ojeda, el toro se quedó más parado y el caballo no pudo lucirse tanto como otras veces. Ya con Fado, el toro se rajó y se quedó parado en tablas. Con él puso una corta y un par a dos manos que puso a la gente en pie. Tras un pinchazo, Sergio Galán clavó un gran rejonazo. Cortó otras dos orejas que le valieron el triunfo absoluto de la tarde.

Reseña: con tres cuartos de entrada se han lidiado toros de Castilblanco, buenos en general. Sergio Galán, dos orejas y dos orejas. Completaban el cartel Fermín Bohórquez y Pablo Hermoso de Mendoza.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+