Galán ofrece una gran lección en Sevilla y corta una oreja de peso.

El Jinete de Tarancón, que destaca la actuación de caballo como “Artista”, “Embroque” y “Apolo”, se sobrepuso al peor lote de la tarde para poner en liza el mejor toreo a caballo de la Feria de Abril.

Sergio Galán ofreció en Sevilla -el segundo puerto de primera categoría de su particular temporada tras Valencia- una lección magistral de rejoneo y cortó una oreja de peso. El jinete de Tarancón se sobrepuso al peor lote de la tarde y a pesar de ello puso en liza al mejor toreo a caballo de la Feria de Abril. “Fueron dos faenas macizas y limpias, pero hay circunstancias que no dependen directamente de mí”, comenta el jinete a La Tribuna, que prefiere ver el vaso medio lleno y esperar a que “el aficionado sepa valorar el conjunto de mi tarde”, más allá de las orejas que se cortaron o se dejaron de cortar.
Lo cierto es que “no fue el triunfo redondo que esperábamos”, pero es que “el primero aún teniendo calidad se acabó pronto, y el segundo que tuvo menos clase, fue muy soso”. Con todo, “a cada uno le supe sacar lo máximo que tenía”. Galán valora especialmente su segunda faena, pues “Artista estuvo sensacional parando al toro en una peseta, Embroque anduvo muy bien en banderillas y con Apolo clavé dos pares a dos manos que llegaron al tendido”.

ENORME ACTUACIÓN. Se cortaron cuatro orejas y más que se podían haber cortado, y es que el festejo de rejones del ciclo abrileño estuvo marcado por un interesantísimo encierro de Fermín Bohórquez, con varios ejemplares de nota alta. Ahora bien, también hubo algún que otro garbanzo negro, y ahí estuvo la madre del cordero. El peor lote, con notable diferencia, lo sorteó Galán, el jinete que mejor toreo a caballo demostró atesorar. Y también con notable diferencia. El conquense tuvo que pechar con un segundo parado que nada brindó, pero sin embargo ofreció la mejor faena. Así de claro: lo mejor con lo peor. La cuadratura del circulo. El rejoneo sobrio, puro, clásico y templado del de Tarancón se impuso a todo. Incluso a la lluvia, que a partir del cuarto apareció para no marcharse. 
Tras el golpe sobre la mesa en la Maestranza, Galán ya tiene la vista puesta en la siguiente cita de envergadura: La Feria de San Isidro de Madrid, donde toreará el próximo 2 de junio. No obstante -y a falta de nuevos compromisos- antes hará el paseíllo en Murcia este domingo en el tradicional festival contra el cáncer.

Escrito por: Leo Cortijo
Para: La Tribuna de Cuenca