Torear en La Glorieta significa responsabilidad y categoría”

Estará en la Feria de Salamanca el próximo 21 de Septiembre y compartirá cartel con Pablo Hermoso de Mendoza y Lea Vicens.

-Un año más en la Feria de Salamanca, ¿qué significa para usted torear en La Glorieta?

-Para mí torear en la plaza de Salamanca me ilusiona muchísimo, y por ello incluso me llena de responsabilidad, no hay que olvidar que yo vivo muy cerca de aquí, aquí tengo muchos amigos y me siento uno más.

Mi cuartel general está en San Joaquín de Huelmos, a tiro de piedra de la plaza donde he triunfado alguna vez. Y espero repetir este año. Eso es lo que significa torear en La Glorieta, responsabilidad y categoría.

-¿Cree que Salamanca todavía no ha visto al mejor Sergio Galán?

-Yo por naturaleza soy un perfeccionista que no se deja ganar nunca la partida, todo mi afán es superarme día a día y que mi cuadra llegue a tener un nivel que marque un hito en el toreo a caballo, ha habido faenas muy buenas en las que me he sentido muy torero, y Salamanca ha visto algunas de ellas, pero sigo buscando ese punto que me diferencie de mis compañeros y lo que es mejor aún, sé que todavía no he tocado techo. Esa es mi lucha y mi sacrifico diario.

-Comparte tarde con Hermoso de Mendoza y Lea Vicens, ¿qué destacaría de sus compañeros de cartel?

-Qué voy a decir yo de uno de los iconos actuales del toreo a caballo, humildemente estoy muy contento de competir y compartir con Pablo esa tarde, es un gran hándicap y a la vez un aliciente muy especial para esa tarde. Pablo es un espejo para muchos y todo el mundo está pendiente de lo que pasa a su alrededor, y para mí eso sólo significa motivación para estar peleando con él en el ruedo. Y de Lea, sobre todo, destaco su fortaleza y sus ganas de triunfo constante, he visto sus últimas actuaciones y he comprobado cómo ha evolucionado en sus formas de montar y de torear a caballo.

-¿Qué espera de la tarde y de los toros de Ángel Sánchez y Sánchez, habituales ya en este festejo?

-Espero, sobre todo, que la suerte en el sorteo me acompañe, (sonrisas), he toreado toros de esta ganadería y tienen un punto de chispa diferente a otras del mismo encaste Murube. Esta ganadería es una de las más importantes que hoy en día se puede lidiar.

-Todavía quedan algunas ferias importantes, pero ¿está satisfecho con el resultado de la temporada?

-Nunca es mucho porque yo soy un perfeccionista y siempre salgo a por todas, pero si me tengo que quedar con alguna tarde, sobre todo con la 7ª puerta grande Madrid y, por supuesto, con la tarde de Sevilla, además no me puedo olvidar de los triunfos en Cuenca, en Ciudad Real y de las dos faenas que cuajé en San Sebastián de los Reyes.

-Qué supuso volver a hacer el paseíllo este año en Sevilla?

-Una sensación diferente al de las otras veces, creo que era de justicia que yo no faltara en eta feria y en esta plaza. Han sido muchos años esperando de nuevo esta oportunidad y no la desaproveché. Me hubiera gustado salir por la Puerta del Príncipe, pero corté una oreja de ley que pudieron ser más y me quedo con las dos faenas que les pude cuajar a mis dos toros.

-Siete puertas grandes en Madrid, la última en este San Isidro, ¿ha sido la tarde más importante de la temporada?

-La última puerta grande por supuesto que es muy importante, cuando yo empezaba, ya era un sueño torear en Las Ventas, así que abrir siete veces su puerta era impensable, por eso odas tienen su importancia.

-Parece que en Madrid sí vuelven a tener en cuenta los triunfos que se ha conseguido en Las Ventas, ¿ocurre lo mismo en el resto de plazas?

Efectivamente, triunfar en Madrid me ha servido para repetir, pero incomprensiblemente, me acuerdo de otras plazas en las que he triunfado u no he vuelto a pisar, como la plaza de León que después de cortar 4 orejas no he vuelto y en Francia, más o menos lo mismo, he triunfado en Nimes cortando 3 orejas y saliendo a hombros por la Puerta de los Cónsules y en Arles corté las dos orejas a un toro, también en Alicante fui triunfador de la feria cortando 3orejas y en Ronda también corté otras 3 y en ninguna de esas plazas nunca más han contado conmigo.

-¿Cuántos caballos componen este año su cuadra? ¿Cuáles son las novedades?

-Este año, la cuadra está compuesta por 15 caballos, pero esta temporada estoy utilizando más a Descardo, Amuleto y Ben-Hur de salida; para el tercio de banderillas cuento con Apolo, Titán, Ojeda, Trópico, y para el último tercio confío mucho en Fado, Óleo. Y como novedades están Capricho, Embroque, Bambino y Palmero y, lo más importante, es que los cuatro son de mi hierro.

-¿Con qué caballos se siente más a gusto y cómo están funcionando los nuevos?

-Los más nuevos están andando muy bien y nunca hay que tener prisa en su doma. ¿Y qué puedo decir de los más veteranos? Ellos siguen siento el núcleo en el que fundamento tarde a tarde mi tauromaquia.

-Como profesional, ¿cómo está viendo los ataques que está sufriendo actualmente la tauromaquia?

-Sabemos que la situación política está muy complicada, pero yo solo puedo decir que hay que echar la pata p’adelante y no dejarnos pisar por nadie, esto es muy grande, muy importante y es nuestra identidad cultural. Y yo me hago una pregunta, ¿Qué sería, por ejemplo, una Feria de Salamanca sin festejos taurinos, o de otras ciudades y pueblos de este país? Mi opinión es que no hay un toro en las calles o en una plaza, no hay fiesta.