Go to Top

Dos orejas en Utiel y Triunfador de la Feria ganando su peso en vino

    Dos orejas que podían haber sido cuatro si el Presidente hubiese sabido apreciar el buen toreo y la dificultad de la mansedumbre de los toros. Como no ha sido así, Sergio Galán sólo ha podido cortar una y una, pero en las dos faenas el presidente ha recibido una gran bronca por no satisfacer la petición del público.

    El primer toro, con exceso de kilos y muy grande, salió suelto y sin fijeza. Cuando Uranio llamaba su atención y se acercó a él y Sergio le clavó el primer rejón. Después de sentir el dolor, en lugar de reaccionar como los toros bravos enfrentándose al castigo, huía del torero y del caballo dando vueltas a la plaza. Pero Sergio consiguió clavar un segundo rejón antes de que saliese Vidrié. Con el caballito pudo torear de costado y realizar pasadas por las tablas. Un verdadero espectáculo en las tres banderillas que hizo que el público se metiera en faena. Ciclón tuvo una gran actuación, adornándose con el paso español y demostrando Sergio Galán la pureza de su toreo que en absoluto está reñido con estos adornos para llamar la atención del mansurrón. Finalizó el rejoneador la faena con Fado poniendo dos banderillas cortas. El torero pidió al presidente permiso para poner las rosas, pero éste, que estaba con el día malo, se lo negó. Un rejonazo y una oreja como premio, y negativa otra vez, ahora para dar la segunda oreja.

    Con Amuleto recibió Sergio a su segundo, un manso de libro. De hecho se pensó en devolverlo a los corrales porque era completamente imposible que en algún momento se encelara con toro y caballo. Cuando Sergio Galán lograba que se fijara en él y parecía que se iba a arrancar, de repente, se daba la vuelta y huía. Parecía que el primer rejón le hacía reaccionar al manso, pero sólo parecía. fue necesario un segundo para que el toro se centrase un poco más. Con Apolo el público se entregó. Las tres banderillas y ese balanceo hicieron arrancar los aplausos del tendido. Sergio Galán toreaba con arte, acercándose hasta los pitones del toro y consiguiendo sacarle embestidas. Volvió a salir Fado. Sergio Galán clavó un par de banderillas a dos manos espectacular, uno de los mejores de la temporada. El público vibraba y aplausía. En este momento álgido puso Galán dos rosas y pidió permiso al presidente para poner una tercera, pero como estaba de negativa, dijo que no, pero la insistencia del público le hizo cambiar de opinión y Sergio Galán clavó la tercera. El toro, que ya estaba  medio muerto hizo lo posible por aguantar, y a duras penas lo consiguió después del rejonazo. Galán cortó una oreja pero el público pidió la segunda y el presidente volvió a decir que no. Y esta vez la bronca no le hizo cambiar de opinión.

    Después de la corrida, como todos los años, las bodegas de la zona "Vera de Estenas" entregan el peso en vino del triunfador de la Feria y este año, como todos los pasados, ha vuelto a recaer en Sergio Galán.

Rseña: Con más de tres cuartos de entrada se ha lidiado una corrida muy mansa y entrada en kilos de Ángela Rodríguez de Arce. Sergio Galán oreja con fuerte petición de la segunda en sus dos toros. Completaban el cartel Francisco Benito y Andy Cartagena.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+