Comenzaba el festival de Murcia en el que Sergio realizó el paseillo con Capricho.
Para recibir al de los Espartales apostó por el joven Capote. Aún siendo el segundo compromiso para este caballo estuvo más que a la altura de las circunstancias y lo paró como se debe, en los medios.
Embroque, una pieza clave para esta temporada, abrió el tercio de banderillas y de qué manera. Toreó Embroque de costado con el toro muy templado para despues cambiar de pista y puso tres pares en lo alto como él sabe de frente, muy reunido.
Con Titán realizó unas muy ajustadas piruetas despues de clavar un par ofreciendo los pechos
Y para rematar con Óleo clavó tres cortas en un palmo de terreno y un rejonazo fue suficiente para que cayera el toro.

Dos orejas a una meritoria faena llena de grandes momentos.