Go to Top

Dos orejas, debut de "Amuleto" y destellos dorados en El Molar

    El Molar es una localidad cercana a Madrid que ya ha visto triunfar a Sergio Galán en otras ocasiones. Hoy ha vuelto a hacerlo en la corrida celebrada para festejar el día de San Isidro. Además, todos los asistentes han podido disfrutar del gran debut de Amuleto, el nuevo caballo de salida de la cuadra del rejoneador.

    La primera en saltar al ruedo ha sido Habanera que paró bien al de Castilblanco, toro al que Sergio clavó un rejón de castigo. Con Vidrié, el buen toreo está asegurado. El caballo estuvo muy torero durante toda su actuación. Se veía en su postura: erguido, con el cuello redondo, las orejas guiñadas hacia atrás y sin perder de vista la cara del toro. Con él Sergio clavó dos banderillas de perfecta ejecución. Al abandonar el ruedo, el público aplaudió la actuación de Vidrié y Sergio le premió con un beso y muestras de cariño. Fue entonces el turno del bello Apolo que llamó al toro con un alegre piaffe. En su segunda banderilla ha brillado ejecutando su espectacular balanceo al ritmo del pasodoble y Sergio Galán lo ha llevado a la cara del toro ejecutando la suerte con elegantes formas. Cerró la actuación el caballo Fado con el que el rejoneador conquense clavó tres banderillas y un rejón que le hicieron valedor de dos orejas.

    Era el turno del debut de Amuleto, en bonito bayo adornado con madroños blancos. Seguro que él era consciente de que el momento de su "alternativa" llegaba. Esperaba frente a toriles la salida del cuarto toro de la tarde. Sergio Galán lo ha recortado en los medios y le ha clavado a lomos de Amuleto dos rejones de castigo. Saltó a la arena Montoliú. La estampa de caballo y rejoneador era preciosa. El sol hacía que de Montoliú salieran destellos dorados. Era como ver un maravilloso cuadro, que además, tenía movimiento. Montoliú ha parado el pulso de los presentes. El cara a cara con el toro se hace interminable y al arrancarse para realizar los quiebros se oye siempre más de un suspiro. Dos quiebros ha realizado Sergio Galán esta tarde. Una pena el mal juego del toro porque la gente estaba encantada con el espectáculo. Ojeda ha estado muy torero en su actuación y con él, Galán, ha embrocado a la perfección para llevar a cabo la suerte de banderillas mientras la banda interpretaba España Cañí. Fado remató la lidia. Sergio colocó dos rosas antes de clavar un rejón a un toro que ya se había quedado apalancado en tablas desluciendo la faena.

Reseña: Con media entrada se ha lidiado una corrida mixta. Sergio Galán, que ha matado dos toros de Castilblanco: dos orejas y ovación con saludos. Completaban el cartel Juan Bautista y Chechu con toros de Juan Albarrán.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+