Dos orejas en Murcia. Alcotán recibía al toro que Sergio Galán lidiaba en su solidaridad con el Cáncer. Embroque y Bambino, a cual más torero, protagonizaban el tercio de banderillas ante un astado parado y complicado para el toreo a caballo, pero no imposible para una de las cuadras más importantes. Óleo pisaba entonces el ruedo para poner punto y final. 
Solo queda decir Gracias. Gracias a la afición de Murcia y al mundo del toro por la solidaridad que tanto nos caracteriza. Por luchar contra causas que nos afectan a todos.

Fotos: Burladero TV