Go to Top

Demostración de buen toreo premiado con Puerta Grande en San Sebastián de los Reyes (Fotos)

    Dicen que San Sebastián de los Reyes, una localidad del Norte de Madrid, es la Pamplona Chica. Con ese nombre ya hay un presagio de triunfo. Sergio Galán ha cortado dos orejas a una corrida de Benítez Cubero dando claras muestras de elegancia, torería y una extraordinaria cuadra.

    Charro paró a un primer toro que salió suelto pero que si vino arriba en cuanto Sergio clavó el primer rejón.Con Capea toreó a dos pistas, llevando al toro muy pegado, toreándole y templándole por ambos pitones. Sergio y Capea se doblaron con el astado, como si estuviera realizando un bonito quite con el capote y llevándose al toro hasta encontrar el sitio para hacer un embroque perfecto. Saltó al ruedo un espectacular Ciclón que coqueteó con su enemigo, sin quitarle el ojo de encima y adornándose con un elevado paso español que engrandeció el tercio de banderillas. Fado encontró el sitio ideal para clavar tres banderillas cortas, reunidas y bien colocadas, y siguió en esa tónica hasta el rejón de muerte. Una gran faena, premiada con una oreja.

    La segunda faena, fue extraordinaria desde el momento en que saltó el toro al ruedo. Un toro con más calidad que su hermano que permitió un mayor lucimiento tanto de Sergio como de su cuadra. Con Ojeda paró de manera excepcional y con él pudo clavar dos soberbios rejones de castigo templando y toreando al toro por ambos pitones. Montoliú estuvo espectacular, deleitando al respetable con dos grandiosos quiebros de perfecta ejecución, ovacionados por el público. Fue en ese momento cuando la banda de música empezó a tocar. Más grande si se puede estuvo Vidrié, que pudo con ese toro templándole, guiñando las orejas, con el cuello muy redondo para finalmente clavar unas perfectas banderillas. La faena iba a más y para continuarla Sergio Galán sacó a Mago que estuvo maravilloso. Con él Sergio clavó las rosas, ligando los tiempos y los trancos; y un vibrante par a dos manos que hizo que la plaza se rompiera. Volvió a salir Fado, para terminar. La pena fue que a pesar de que  el rejón cayó bien, el toro tardó en caer y Galán tuvo que descabellar, motivo por el cual, tan sólo le fue concedida una oreja.

Reseña: Con más de media plaza, se ha lidiado una corrida de  toros de Benítez Cubero de juego desigual. Sergio Galán: oreja y oreja con petición de la segunda.
Completaban el cartel Javier San josé y Diego Ventura.

Fotos: Óscar Ruiz "Ruaza"

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+