Go to Top

Cuatro orejas, dos faenones y una cuadra espectacular en Herencia

    Gran tarde de toros la de hoy en Herencia. Cartel bonito, buenos toros y lleno en los tendidos. Además, triunfo de Sergio Galán, que ha cortado cuatro orejas.

    El primero, un buen toro de Capea, era un animal para cuidarlo y hacerle las cosas bien porque andaba un pelín justo de fuerzas. Lo esperó con Uranio, que se lo llevó cosido a la cola y doblándose en los medios con él. Ojeda estuvo espectacular, como nos tiene acostumbrados. Se sintió muy torero en la cara del toro y Galán disfrutó con él. El público ya estaba caliente después del tercio de saluda con Uranio, pero se volcó con Ojeda y con sus pasadas. Sergio colocó dos banderillas y dirigió al caballo luciéndolo en el tercio y controlando su instinto torero. Continuó con Titán y un buen tercio de banderillas adornado con piruetas en la mismísima cara del toro que enloquecieron a los tendidos y remató la faena con Fado, con el que Sergio colocó tres rosas en los medios, se adornó con el teléfono y hasta agarró los pitones mientras el público aplaudía clamorosamente. Pinchó en todo lo alto antes de clavar un rejonazo. La faena fue premiada con dos orejas.

    El segundo fue un toro exigente y bravo, de los que "piden el carnet". Lo esperó Sergio en la puerta de chiqueros con Amuleto y se lo llevó toreando de lado y doblándose con él. Así puso los dos rejones de castigo mientras el toro derrotaba y poco apoco le enseñaba con Amuleto a templar su embestida. Puso con Vidrié tres banderillas, a cual más bonita, pisando el pitón contrario, arriesgando mucho y haciendo un toreo bonito y elegante. La gente enloquecía con este toreo clásico sin aspavientos. La faena iba a más, y salió Apolo, el caballo bailarín, para hacer las delicias de los tendidos… Dos banderillas y un sensacional par a dos manos llegando de lejos, despacito y saboreando cada tranco. Culminó la faena Sergio con Fado, llevándose al toro para clavar las tres cortas en los medios. Derrochó torería en los adornos y clavando, tras un pinchacito, un rejonazo en todo lo alto. Lástima este pinchazo porque la faena era de rabo, de hecho, los pañuelos lo pidieron.

Reseña: Con lleno en los tendidos se ha lidiado una corrida de Capea. Sergio Galán ha cortado cuatro orejas. Completaban el cartel Fermín Bohórquez y Lea Vicens.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+