Go to Top

Cuarta Puerta Grande consecutiva. Sergio Galán triunfa en Tordesillas.

    Continúan los triunfos en este intenso maratón de festejos. El de hoy, en Tordesillas, localidad vallisoletana famosa por la tradición del "Toro de la Vega" un festejo de antigua tradición en el que los mozos lancean a un toro a campo abierto hasta matarlo. La polémica está servida cada año. Los aficionados a los toros, no son muy aficionados al "Toro de la Vega", pero sin embargo, no dejan pasar la oportunidad de ver una interesante corrida de toros como la de hoy, en la que ha sobresalido el toreo a caballo de Sergio Galán que ha salido a hombros de la plaza pucelana.

    No ha servido mucho el primero de José Manuel Sánchez, aunque Sergio pudo exprimirlo al máximo desde que lo recibió con Amuleto. A pesar del empeño del torero por llamar la ateción del toro, éste se mostró distraído hasta que poco a poco y, sobre todo tras los rejones de castigo -muy bien puestos-, desarrolló un poco de fijeza. Sólo un poco. Sensacional estuvo Trópico, que se encargó él solo de todo el tercio de banderillas. La cabeza alta del de José Manuel Sánchez, dificultó la lidia, pero la maestría de Galán se sobrepuso y le sacó partido al máximo con unos bonitos embroques, especialmente el de la cuarta banderilla y la salida de la suerte, que hicieron el deleite del público. Al primer toro lo remató con Fado, con el que puso tres banderillas cortas y un rejón. Los tendidos ovacionaron una labor sólida y sobria.

    Mejoró la calidad el segundo toro y la faena fue sencillamente apoteósico. Sergio Galán se metió en el bolsillo a un público bastante frío que no sólo valoró su primera faena sino que se rompió en la segunda. Recibió el caballero al animal con Camino que ofreció una imagen inigualable, galopando lento y encelando al toro en la cola. La plaza empezó a entregarse y el espectáculo iba a más. Salió Ojeda que volvió a ofrecer, como todos estos días, un espectáculo asombroso. El caballo se encuentra en un momento increible y esto queda patente cada vez que pisa el albero. Se ha doblado con el toro, Galán lo ha llevado por ambos pitones, cada tranco era un lienzo y cada banderilla, una fotografía. Sensacional. Salió Apolo y la faena ya iba viento en popa. El torero se lo llevó de costado y luego de frente. Clavó así dos banderillas, luciéndose el caballo con su balanceo y llamando al toro con la grupa. Con Fado puso Galán un par de banderillas a dos manos y dos rosas, saliendo de la suerte adornándose con el teléfono. Mató de un rejón certero y la faena fue premiada con dos orejas.

Reseña: Con casi tres cuartos de entrada se han lidiado toros de José Manuel Sánchez. Sergio Galán, ovación y dos orejas. Completaban el cartel Raúl Martín Burgos y Francisco Palha.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+