Raza: Anglo-hispano-árabe,
Capa: Negro

Un caballo muy bello que no poseía mucha torería pero si tenía un carisma muy especial, era capaz de llegar mucho a la gente, contactaba muy pronto con el tendido.

Un animal muy complicado para la doma, de hecho, cuando lo compré, era muy barato porque tiraba a todo el mundo que intentaba montarse en él. Me costó mucho trabajo y muchas horas de esfuerzo el conseguir que mejorara, pero lo hizo. Cisneros fue un caballo muy capaz, que con la mitad de esfuerzo que otros caballos, lograba hacer lo mismo que ellos. Un equino muy seguro a la hora de clavar por delante y de frente. Ha brillado en plazas como Madrid o Cuenca.