Go to Top

Apoteósico triunfo de Sergio Galán que corta cuatro orejas en Guadalajara

    Hoy se celebraba en la conocida plaza de Las Cruces, en Guadalajara, el último festejo de su historia. Y en este día histórico podemos decir que Sergio Galán ha tenido un triunfo histórico ya que ha cortado cuatro orejas y ha realizado dos enormes faenas a los toros de su lote, demostrando que tanto él como su cuadra están atravesando un gran momento profesional.

    Los tendidos de Las Cruces han aplaudido fuertemente las actuaciones de Galán que ha estado enorme en su segunda cita consecutiva en esta Feria de Guadalajara para poner en letras doradas que ha sido el último torero que ha salido a hombros por la Puerta Grande de esta plaza.

    El primer toro de la tarde ha sido parado por Charro que cortó al animal de salida en su embestida y le paró templado antes de colocar los rejones en todo lo alto. El toro salió muy distraído pero Sergio, a lomos de Charro fue centrando su atención en él. Capea lo toreó lento, pasándole por ambos pitones, como si fuera un capote toreando a la verónica. Además de todo ello Sergio clavó preciosas banderillas y fue fuertemente aplaudido por el público. Capea se despidió con un bonito passage. Saltó al ruedo Ciclón que se adornó con un bonito paso español al clavar banderillas. La preciosa estampa de Presumido centró la afición de los tendidos que aplaudieron el par de banderillas cortas que Sergio Galán clavó. Con Fado dio muerte al astado de un fantástico rejonazo que le valió las dos orejas.

    En su segundo toro Sergio Galán estuvo cumbre y rotundo. Fue Ojeda el encargado de abrir la faena. Su toreo fue templado y con él Sergio clavó dos rejones de castigo. Saltó al ruedo Montoliú. Sergio se acercó muy torero al toro, llamando su atención hasta que encontró el sitio ideal para realizar dos preciosos quiebros. Vidrió estuvo en torero. Se acercó por ambos pitones al toro y pisó terrenos comprometidos lidiando siempre con temple y arte. Con este caballo Galán clavó a la perfección ejecutando la suerte al estribo. Para culminar la faena el rejoneador escogió a Fado con el que puso dos rosas acompasadas y un gran rejonazo con efecto inmediato que le valió las dos orejas.

    De esta manera Sergio Galán pasa a los anales del toreo de Guadalajara como el último rejoneador que abrió la Puerta Grande de Las Cruces con cuatro orejas en el esportón. Seguro que en más de una ocasión alguien hará la pregunta… "¿Quién fue el último torero que abrió la Puerta Grande de la antigua plaza de toros de Guadalajara?" Y contestarán. El rejoneador Sergio Galán con cuatro orejas. Así que no nos equivocamos cuando decimos que Sergio Galán hace historia.

Reseña: Con tres cuartos de entrada se han lidiado toros de Ascensao Vaz manejables pero justos de fuerzas. Sergio Galán: dos orejas y dos orejas con petición de rabo. Completaban el cartel Álvaro Montes y Mariano Rojo.
   

FOTOS: Verónica Domínguez

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+